ABREBOLSAS


En función de las regiones y países, los materiales reciclables que se encuentran en hogares, oficinas, edificios públicos, estaciones de tren, aeropuertos, etc., se recogen en bolsas de diferentes colores. Desde la introducción en Alemania en la década de los 90 de la "bolsa amarilla" es necesaria una separación de los residuos. Pero, ¿qué sucede después de recoger la bolsa? Para obtener acceso a materiales valiosos la bolsa debe ser abierta y vaciada.

Aquí empieza nuestro trabajo:

La máquina abrebolsas Matthiessen realiza esta tarea con mucha suavidad y eficacia, no sólo para abrir las bolsas sino también para vaciarlas. Debido a que el contenido de las bolsas de basura no se tritura, éste continúa el proceso de clasificación posterior de forma no destructiva. Tanto una separación manual como automática son posibles.

En última instancia, el material menos valioso termina en el vertedero lo que favorece que un porcentaje muy alto pueda ser reciclado. El abrebolsas Matthiessen no sólo conserva los materiales valiosos, sino que también economiza el consumo de energía. Por ejemplo, sólo 15 kW son suficientes para dispensar un flujo de residuos domésticos de 25 T/h. Ya sean residuos domésticos, envases ligeros, residuos orgánicos o surtido de papel, nosotros tenemos la solución adecuada.


costes de energía en comparación
Dependiendo del rendimiento y del tipo de material ofrecemos diferentes soluciones con o sin búnker o con diferentes anchuras de trabajo como 1500, SR III + 1750 y SR IV 2000

Nuestra versión "Trichter" (tolva) puede ser incorporada en una planta de reciclaje existente siendo una opción simple y económica. Las balas o pacas también pueden procesarse con la máquina abrebolsas Matthiessen. Después de eliminar los cables de las balas o pacas, éstas se cargan fácilmente en la tolva para ser disueltas y separadas.

Estaremos encantados de realizar una oferta adaptada a sus necesidades. ·Simplemente contáctenos!